Mimamos lo que se ve y trabajamos en lo que no se ve

Lo que se ve importa, lo que no se ve es decisivo —

La estética de las cocinas es importante, pero su resistencia y funcionalidad lo son mucho más. Aunque el diseño exterior salta a la vista, la calidad de los materiales y sistemas constructivos es lo que consigue que nuestras cocinas sean merecedoras del mejor certificado posible: la resistencia al paso del tiempo.

Materiales resistentes y de calidad

  • Listón de alta resistencia

    Listón de alta resistencia

     

    Este tipo de listones se utiliza en muebles bajos con el
    objetivo de servir de soporte en caso de instalar encimeras
    finas. De esta forma se consigue una superficie de apoyo con
    gran capacidad de carga, resistente a la humedad y que además
    contribuye a dar mayor consistencia al módulo.

  • Trasera de cuerpo de 8 mm embutida

    Trasera de cuerpo de 8 mm embutida

     

    La trasera del cuerpo de nuestros muebles se fabrica en tablero
    aglomerado, estratificado por ambas caras, de un mínimo de 8 mm
    de espesor. La trasera va encolada y embutida en canal en la
    base y los costados, lo que contribuye a asegurar la unión en
    ángulo y, por tanto, dar mayor estabilidad al módulo.

  • Cantos adheridos con cola PUR

    Cantos adheridos con cola PUR

     

    Para la adhesión de los cantos de nuestros muebles utilizamos
    cola PUR. En el proceso de pegado con este tipo de colas se
    produce un perfecto sellado del canto, logrando así impedir la
    entrada de humedad que podría causar la hinchazón del tablero o
    que el canto se despegue. La cola PUR ofrece además una gran
    resistencia a las altas temperaturas que, por ejemplo, puede
    llegar a alcanzar el vapor caliente.

  • Pata de mueble de poliestireno

    Pata de mueble de poliestireno

     

    Las patas de nuestros muebles están fabricadas en poliestireno,
    un material de gran resistencia. Se fijan a los muebles
    insertando las 4 clavijas superiores en los taladros realizados
    directamente en la base del módulo. De esta forma se incrementa
    considerablemente la estabilidad del mueble. Cada pata está
    homologada por el LGA Nuremberg con 300 kg de capacidad en
    posición vertical.